Amuletos Históricos: Griegos

¿Conoces los amuletos de la antigua Grecia?


Los amuletos griegos son objetos con propiedades mágicas que se utilizaban como protección contra males, enfermedades, y mala suerte. Los griegos creían firmemente en la influencia de los dioses en la vida cotidiana, por lo que utilizaban estos amuletos como una forma de obtener su favor y protección.


Uno de los amuletos más famosos de la antigua Grecia es el ojo de Horus (obviamente importado de Egipto), también conocido como el ojo de la providencia. Este amuleto tenía la forma de un ojo y se cree que protegía a quien lo llevaba de las miradas envidiosas y maleficios. También se utilizaba como un símbolo de protección contra la mala suerte.

Otro amuleto común en la antigua Grecia era el falo (en común también con los romanos), que simbolizaba la fertilidad y protección contra el mal de ojo. Los griegos creían que el falo tenía poderes mágicos para proteger a las personas y a los hogares de la envidia y los malos espíritus.

El trébol de cuatro hojas era otro amuleto popular en la antigua Grecia, ya que se creía que traía buena suerte y fortuna a quien lo llevaba consigo. Este símbolo se asociaba con la diosa Fortuna y se utilizaba para atraer la buena suerte en los juegos de azar y en los negocios.

Los amuletos también se utilizaban como protección en situaciones específicas, como en el caso de los amuletos de amor. Uno de los más populares era el llamado "querubín de amor", que se creía que traía suerte en el amor y fortalecía los lazos afectivos entre las parejas.

En cuanto a los materiales utilizados para hacer los amuletos griegos, los más comunes eran el oro, la plata, y las piedras preciosas. Estos materiales se consideraban sagrados y se creía que tenían propiedades protectoras y curativas.

Además de los amuletos individuales, los griegos también creían en la protección de ciertas estatuas y símbolos religiosos. Por ejemplo, el templo de Apolo en Delfos era considerado un amuleto en sí mismo, ya que se creía que protegía a toda la ciudad de las desgracias y catástrofes.

De la antigua Grecia y Roma, hemos importado muchas costumbres, y entre ellas también las supersticiones. Así pues, los amuletos griegos eran objetos sagrados utilizados para protegerse de los peligros y atraer la buena suerte. Estos amuletos tenían diferentes formas y significados, pero todos compartían la creencia en el poder protector de los dioses y las fuerzas divinas. Los griegos creían firmemente en la influencia de los amuletos en su vida cotidiana y los utilizaban como una forma de obtener protección y fortuna en todas las áreas de sus vidas.